Imanol Abad ha dado el primer paso para cambiar el mundo: Imaginarlo de forma diferente.

Esperanza Aguirre, Nobel de la Paz

Sociedad. Imanol Abad, 09/05/2017

Esperanza Aguirre, Nobel de la Paz

Esperanza Aguirre, ataviada con un traje rojo de H&M, recogió ayer el Premio Nobel de La Paz. Un reconocimiento muy merecido después de 5 años en los que no ha dejado de hacer el bien, especialmente para los más desfavorecidos.

La implicación ha sido económico y personal. En el año 2012, Esperanza Aguirre vendió parte de los muchos terrenos que atesoraba su familia y renunció a parte de sus ahorros, muchos de los cuales, como reconoció más adelante tras su transformación como persona, "eran comisiones de tramas como la Gürtel". Todo ello, para destinarlo a diferentes ONGs.

En lo personal tampoco cabe duda de su esfuerzo, pues Esperanza ha cuidado enfermos de SIDA, ha liderado comunidades de inmigrantes, ha sido bandera del colectivo homosexual y se ha convertido también en la voz sindical más autorizada. En todos estos frentes, se ha implicado al máximo, pasando noches en vela, haciendo huelgas de hambre, encadenándose... El mote de "la tocahuevos" se lo pusieron integrantes de la Policía Nacional.

Esperanza Aguirre es motivo para no perder la esperanza, valga la redundancia, en un futuro mejor. Como dijo al recoger el premio: "Tenemos Esperanza para rato".

Hasta mañana no podrás volver a votar esta noticia. ¡Me Gusta!

Noticia original:

"Madrid empieza la exclusión sanitaria de los inmigrantes por los más pobres"

El País. 09/05/2012

¿Qué es El Diario Tomorrow?

Yo también quiero cambiar el mundo

Ver cómo más personas lo están cambiando